Noticias /

#TaquillaStudio... "Atómica"

Recuerdo estar parada frente al televisor a principios de noviembre de 1989, mientras mis padres, emocionados, hablaban sobre el momento histórico que estábamos presenciando y hacían énfasis en que tendríamos que recordar este día como uno de los más importantes de nuestra historia. Siendo entonces una niña, era testigo de aquellas inolvidables imágenes que mostraban a un grupo de gente derribando a martillazos un muro de concreto que simbolizaba demasiadas cosas, no sólo para esa región europea, sino del mundo entero. 

Atómica sucede entre el Berlín Este y Oeste en el marco de esa fecha, mas la historia no toma el derribo del muro como eje de la trama. Este es sólo un escenario en el que se centran los objetivos de Lorraine Broughton (Charlize Theron) y que toma lugar en ese período durante la guerra fría, cuando esta capacitada agente del MI6 trata de encontrar una lista de dobles agentes y también ayudar a dar con el asesino de un compañero/amante. 

Inspirada en la novela gráfica de Anthony Johnston, The Coldest City. Atomic Blonde nos muestra una mezcla en progesterona entre el Agente 007, Jason Bourne, más una pizca de John LeCarre, que me parece complaciente en muchos sentidos:

Tiene una protagonista visualmente atractiva, completamente preparada para abordar un personaje físicamente complicado y emocionalmente fría pero profundamente sutil.

La historia sucede en un momento real, contado de una manera alevosamente enganchadora, con una excelsa banda sonora compuesta de puros hits de la época (muchos de  ellos con su versión en alemán) que también tiene su propia línea narrativa. 

La dirección corre a cargo de David Letich. Él cuenta con grandes credenciales como coordinador, entrenador y director de dobles de riesgo, y ahora tiene esta excelente oportunidad en sus manos (mas lo que veremos próximamente en la secuela de Deadpool) para posicionarse como un director con un sello propio en el género de acción, logrando pulir aquí toda su experiencia previa obtenida gracias a John Wick

Atómica, está estelarizada (y producida) por Charlize Theron, quien soporta –como pocas actrices– encuadres cerrados en tomas no muy breves, cuya trama se sostiene gracias al magnetismo de un místico personaje que en distintos momentos nos lleva por diferentes estados que van desde la más pura empatía, la intriga, la excitación, hasta la compasión, sin que se debilite de forma lastimera a esta fémina "patea traseros" que desarrolla una competente relación con David Percibal, excelentemente bien interpretado por James McAvoy.

Berlín y dicho entorno son el marco perfecto para la incertidumbre y desconfianza que están presentes en todo momento, que concluye -como suele ocurrir con el género-, de modo sorpresivo, dejándonos con ganas de más. Esperemos que así suceda. 

ESTRENO: 1 de septiembre 2017

Comentarios