Noticias /

#TaquillaStudio... "Kingsman: El Círculo Dorado"

Luego de la muy grata sorpresa que vimos en 2014, gracias a la adaptación del cómic creado por Mark Millar y Dave Gibbons Kingsman: El Servicio Secreto, era de esperarse que llegara una secuela con todos los elementos necesarios para cumplir cabalmente el objetivo de las películas de su género, aunque quedando ligeramente por debajo de la originalidad de la primera. 

En Kingsman: El Círculo Dorado el continente americano tiene un importante peso en esta historia, ya que luego de la destrucción de las cabezas de la organización, Gary "Eggsy" conocerá a su contraparte yankee al tener que viajar junto a Merlín (divertida participación de Mark Strong) a Kentucky para unir fuerzas con otra asociación secreta llamada Statesman, encabezada por el agente Champ (Jeff Bridges), quien tiene a cargo a los llamados 'Ginger' (Halley Berry), Tequila (desperdiciada aparición de Channing Tatum) y Whisky (Pedro Pascal). 

 

 

La finalidad de esta colaboración es terminar con Poppy Adams (Julianne Moore), la villana principal de esta historia que, como la mayoría de los antagonistas de las cintas de espías, amenaza con tomar el control del mundo.

El elenco de primer nivel, el amplio conocimiento del director Matthew Vaughn sobre los personajes (con cameo de Elton John incluido) y del contexto del mundo 'Kingsman', da como resultado un filme entretenido que en términos de acción se puede decir que... Sí queda a la altura de su antecesora, pero un tanto predecible y con algunas evidentes repeticiones de fórmulas que no surten el mismo efecto que hace tres años

Eso sí... Una de las cosas divertidas de esta película es el retrato de las diferencias culturales entre Gran Bretaña y Estados Unidos que, aunque podrían parecer algunos clichés (de igual manera del lado europeo), es muy atinado el manejo de dichas características. Por otro lado, si bien el humor en esta comedia de espías permanece, la dupla tan efectiva entre Collin Firth y Taron Egerton no es tan aprovechada, pero igual sigue brindando grandes momentos en pantalla. 

El montaje, el diseño de producción, diseño de arte y vestuario, siguen siendo maravillosos, reflejando la elegancia y el buen gusto de este universo. El rigor en la edición de las escenas de acción es espectacular; pero bien pudo haberse aplicado también a la historia en general, pues no se justifica las casi dos horas y media de duración, pudiendo haberse sintetizado un poco más esta nueva aventura de Eggy y sus secuaces.

¿Opiniones?

 

(Imagen vía 20 Century Fox)

Comentarios